Las propiedades del aceite de oliva

Tonifica la epidermis.
Tiene propiedades nutritivas, regeneradoras y suavizantes de la piel. Esto se debe a que es rico en vitamina E.
Retrasa el envejecimiento de la piel por la acción antioxidante de esta misma vitamina.
Restaura los niveles naturales de humedad de la piel, gracias a su importante contenido de ácidos grasos esenciales.                                                                                                          Proporciona elasticidad.
El principal componente de este aceite, el ácido oleico, constituye y proporciona elasticidad a las membranas celulares y, por lo tanto, a toda la piel.
Es un emoliente corporal, excelente para realizar masajes terapéuticos.
Protege la piel frente a los agentes extemos como el frío, la contaminación y la sequedad del ambiente.

Refuerza el cabello y las uñas. Su contenido en vitaminas, especialmente la E, y otros antioxidantes, hacen del aceite de oliva un ingrediente muy valorado en la elaboración de cosméticos. Algunos ejemplos:

- Geles limpiadores:
arrastran las impurezas y restos de maquillaje.

- Cremas para el rostro: borran las marcas del cansancio y ayudan a atenuar las arrugas.
- Productos capilares: con propiedades protectoras y regeneradoras del cabello.                      – Cremas para manos: protegen y nutren las manos secas. Especialmente indicadas para climas fríos.

Cuál el mejor:  Extra virgen. Es el tipo de aceite que cuesta más caro, el de mejor calidad y el que se suele recomendar por su concentración de sustancias antioxidantes.

Esta entrada fue publicada en Consejos de salud y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>